Este primer post

Tengo una emoción que me embarga, no quiero decir que es «como un niño con juguete nuevo», pero esto extrañamente me genera una emoción positiva, una emoción de aventura, una emoción que me llena de muchas maneras. ¿Por qué? Por que llevo muchísimo tiempo queriendo tener un blog y ahora veo como nace.

Sí, tuve blogs antes, hace años atrás, de índole muy personal, al estilo diario de vida. En un tiempo donde los blogs nacían como un boom en el internet, donde primero explotaron los Fashion Blogs que hablaban de outifits y looks. Yo veía como tanta gente consumía y leía todo ese contenido digital y yo quería eso, pero no sabía qué… no quería un blog de moda, quería lo que representaban, lo que provocaban, pero en ese momento estaba muy lejos de tener la visión de poder lograrlo.

Hoy veo hacia atrás y me doy cuenta que si bien era algo que tenía ganas de hacer, no estaba logrando lo que deseaba, yo quería tener un blog para inspirar, para impactar vidas, para enseñar, para ayudar a crecer, pero en todos estos años no supe canalizarlo, no supe hacerlo, no había encontrado la motivación suficiente ni el sentido, ni en el «qué soy buena». Recuerdo que en ese tiempo muchos amigos tenían blogs donde contaban sus viajes y aventuras, pero yo estaba aquí estática y siempre sintiendo que no tenía mucho que contar. Agréguenle un sentimiento de inseguridad siempre presente sobre: «¿ Cuánto compartir de ti en redes sociales?», algo que en esos tiempos tampoco tenía muy claro.

Paso el tiempo y uno se llena de distintas experiencias, en todo este tiempo no me animé a hacerlo por que lo sentía forzado y por que ese evidentemente no era mi enfoque, en otras palabras, la vida pasa al frente tuyo y tratas de seguirle el ritmo, en algún punto aprendes que puedes tú ser la que dicta el ritmo a tu vida.

Hoy en cambio en este primer post, veo como nace mi nuevo blog, pero con fe y claridad segura que esto tiene un norte. Claro que me dan ganas de compartir mil cosas, quiero ya escribirles sobre mis ganas de viajar por el mundo como tantos otros, sobre mis ganas de ser millonaria como tantos otros, mis ganas de realizar este nuevo sueño americano de «ser libre financieramente» y poder vivir de tener un negocio online, siendo dueño de tu tiempo, como tantos otros, mis ganas de enseñarte tantas cosas que sé, como tantos otros… pero la verdad es que tengo muchas ganas de compartir finalmente todo aquello que he aprendido, que me permite hoy ayudar a otros, que me hace sentir feliz y contenta con lo que puedo lograr, que me hace sentido con lo que deseo de la vida, respecto a este aprendizaje continuo en el que todos estamos que es «aprender a crear y vivir la vida que deseamos».

Mi idea es que sea un blog donde no sólo aprenderemos de herramientas digitales, tan necesarias hoy para potenciarnos en todo ámbito, sino también sobre mindset, hábitos personales y profesionales, estrategias digitales tanto para la vida como para lo laboral, negocios, entre otras cosas; y así que cada vez que comparta contenido, sea significativo para aquellos que me regalan sus minutos leyéndome o escuchándome. Hoy en este nuevo proyecto, inicio un blog para inspirar, para impactar vidas, para enseñar, para ayudar a crecer, como siempre he deseado.

Si tu eres una de esas personas: Gracias, gracias, gracias, de todo corazón. Espero estar aportando significativamente a tu aprendizaje y inspiración en todo ámbito.

Hoy inicio este blog, compartiéndoles uno de los aprendizajes que he ido construyendo con el tiempo:

Somos una sumatoria de experiencias, que nos van enseñando sobre nosotros mismos y nos permiten desafiarnos cada día a ser nuestra mejor versión, según lo que deseamos lograr y experimentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *